¿Cómo descongelar el pescado?

Descongelar un pescado congelado de la manera correcta te ayudará a conservar el buen sabor y la textura adecuada mientras que también evita que se contamine con las bacterias. Para descongelar un pescado de manera segura, el método más sencillo es colocarlo en el refrigerador la noche anterior al día que quieres usarlo. Si necesitas usar el pescado de inmediato, puedes descongelarlo en una olla con agua fría. Y si realmente no tienes tiempo, puedes tratar de cocinarlo sin descongelarlo previamente.


Compra pescado congelado en un recipiente hermético.
 

Asegúrate de que el pescado que vayas a descongelar se encuentre en buenas condiciones antes de comerlo. El pescado congelado debe empaquetarse en plástico que no esté roto ni machacado. Cuando compres mariscos congelados, examina el empaque de cerca para asegurarte de que parezca seguro.

  • Compra mariscos que estén completamente congelados, no parcialmente. Deben estar almacenados en el congelador debajo de la “línea de descongelación”.

Colócalo en el refrigerador durante la noche para que se descongele gradualmente.

 La noche anterior a cuando quieras cocinarlo, coloca el pescado en el refrigerador para que se descongele lentamente. Esto mantiene al pescado a una temperatura constantemente fresca y a la vez permite que se descongele por completo.

  • Descongelar el pescado en el refrigerador es la mejor manera de preservar su sabor y textura.
  • Descongelar el pescado en el refrigerador tarda varias horas. Si no tienes mucho tiempo, prueba un método diferente. No te veas tentado a colocarlo simplemente sobre el mostrador para que se descongele; las partes externas del pescado podrían comenzar a descomponerse antes de que el interior se descongele por completo

Artículo agregado al carrito.
0 items - $0.00